domingo, 9 de marzo de 2008

No estás

El cielo azul por siempre,
el pasto verde se mece en el aire, bailando.
Sería una mejor vista contigo, conmigo.
Si no me hubieses encontrado,
estaría bien conmigo mismo,
nunca me sentí solo;
entonces viniste tú.

¿Qué debo hacer ahora?
Estoy encadenado, adicto a tí.
Mi cuerpo me duele,
ahora que te has ido.
Mi mundo se desmorona.

Me diste todo lo que tenías, y más,
anhelaste mi felicidad.
Cuando me haces sentir alegre
tú sonríes,
pero ahora siento tu tensión.
El amor nunca significó ser como un loco asunto,
no. Y quien tiene tiempo para lágrimas...
Nunca pensé que me sentaría alrededor y lloraría por tu amor,
hasta ahora.

Siento tu tensión…
Y quién tiene tiempo para lágrimas…

6 comentarios:

Zero_Lionheart dijo...

Nuevamente te felicito por tus historias, me tienes atonito...
Me gustaria poder compartir este escrito con todos ustedes...
Te dejo mi correo por si te intesa admin_2099@hotmail.com
Gracias...

SUB - ZERO
Por: Carlos E.


“ ¡¡¡ Oh amada mía !!! Día tras día, noche tras noche sueño con lo mismo. Tu te desvanecías, te perdías en ese mundo de tinieblas, te alejabas de mi arropada por una fina niebla. Yo corría, pero no llegaba. Intentaba alcanzarte, pero tu te alejabas. Quería llegar a tus brazos y besar tus labios, olor tu perfume y rozar tus cabellos largos. Entrar en ese jardín mágico, en ese lugar desterrado para estar de nuevo unidos y no pensar en este olvido.


Escucho un disparo, un terrible fogonazo y te veo caer, desplomándote suavemente en el asfalto con la cabeza envuelta en un gran charco. Por fin llego a ti, me agacho, te veo, te toco, te beso pero ya no respiras, ya no te mueves. Mis fuertes brazos te sostienen y entre mis dedos tu vida se desvanece. Mi cuerpo, mi alma se estremecen y una lagrima de mis ojos se desprende. Ya no estas conmigo y me siento solo y frío, ahogado en una condena, abatido en mi propia pena.


Me levanto, giro y veo una figura que se aleja. La persigo, pero no la alcanzo. Grito y la hago parar, se vuelve y me mira sonriendo sin mas. Veo parte de su rostro, un tatuaje de un dragón tapando el ojo ¡¡¡ un antiguo compañero !!!. Me sonríe de nuevo, levanta el arma y dispara. Caigo lentamente mirando hacia el frente, mis ojos se nublan y las tinieblas me envuelven .
Abro los ojos, respiro, miro, siento nuevamente estoy solo.


Tarde o temprano este sueño terminara, amada mía. Se borrará de mi mente, lo olvidare sin mas y ese mismo día significara, que e vuelto a tu lado para volverte amar. “

Diario de Carlos Enrique “ Yitán “

Pablo dijo...

M... Es intenso y atrapante, me gusta la verdad :D. He dejado esto un poco abandonado pero ya tengo escritas todas las memorias de salitrea, asi que es cuestion de tiempo k las ponga aki :D Un abrazo ;)

Maru dijo...

Interesante su blog.

Un beso,

ñam dijo...

pabluuuuuus¡¡

Por qué abandonaste el blog, jodío, y por qué no te veo por prosófagos...

Mira que en media hora me pongo en Tafira y te tiro de las orejaaas¡¡¡

Oye, aparécete
besotes

Arcangel_Lionheart dijo...

QUE ONDA PABLO CUANDO PONES LA CONTINUACION DE TU HISTORIA???

Carlos Laguna dijo...

Estoy haciendo mi propio blog espero puedan visitarlo se llama "
Cartas de Carlos Laguna"

Estamos en contacto

Saludos